¿Quieres aprender a hacer kombucha?

Si has llegado hasta aquí, es porque ya conoces todo lo bueno que puede aportar esta bebida milenaria a tu vida, y estás listo para dar el siguiente paso.

Nosotros te proporcionaremos los medios y te daremos todos los conocimientos y herramientas necesarias para que paso a paso logres hacer tu propio refresco natural, sano y artesano, a tu gusto y en tu casa.


🌿 Si aún no lo tienes, compra aquí tu propio Kit de Kombucha en Casa: Incluye el SCOBY, el hongo necesario para el proceso de fermentación, y todo lo que necesitas saber para poderla elaborar en casa. Haz clíck a continuación:
Kit SCOBY elaboración Kombucha en Casa


Ya tienes lo más importante para empezar con buen pie ¡las ganas! para lo demás ya estamos nosotros. A por ello #kombuchailusión.

  • El protagonista principal de esta aventura es nuestro querido SCOBY (Symbiotic Colony Of Bacteria and Yeast). Ese mágico disco gelatinoso encargado de realizar la transformación de nuestra infusión de té en kombucha. Es una matriz de celulosa formada por una simbiosis de bacterias y levaduras que serán las encargadas de metabolizar el té y el azúcar para darnos esta maravillosa bebida de fantasía gasificada naturalmente.
  • Kombucha «madre«: kombucha acidificada procedente de una fermentación anterior. Es el líquido que acompaña a nuestro SCOBY.

Con estos dos elementos, más un par de cosas que podemos encontrar en casi todas las despensas, tendremos todos los elementos necesarios para convertirnos en kombucheros caseros con éxito.

  • Ingredientes:
    • agua / 2l
    • té / 4-8g
    • azúcar / 80-160g
    • SCOBY ⬅(Haz click si no lo tienes aún)
    • «kombucha madre» / 200-500ml
  • Materiales:
    • colador
    • bote de vidrio / >2l
    • paño transpirable
    • goma elástica
  • Pasos a seguir: A continuación os explicamos lo más importante, los pasos para que nuestra elaboración sea un éxito.

1.- Preparando la Infusión para la kombucha

Añade >2g de té (verde, negro, blanco, rojo…o una mezcla de varios) por litro de agua y agrégale 40-80g de azúcar por litro. Adapta estas cantidades a tu gusto y sólo tendrás que trasladar estas proporciones al volumen de kombucha que quieras producir.

  • ⚠️*Truco: antes de incorporar el SCOBY y la «kombucha madre» a la infusión, es importante que la temperatura del líquido no supere los 30ºC, por eso te recomendamos hacer una infusión concentrada con la cantidad total de té y azúcar y parte del líquido total (50% por ejemplo) para diluirla después con el resto de agua fría hasta completar el volumen total antes de añadir el SCOBY.

-Reflexión: Cómo hacer kombucha sin azúcar ¿Se puede?

Sí y no. La sacarosa es el alimento de las levaduras y es necesario para efectuar la fermentación. A lo largo de este proceso, irán consumiendo este azúcar inicial hasta el momento en que detengas la fermentación, por lo que el contenido final de azúcar dependerá de lo lejos que lleves la fermentación. Puedes probar diferentes fuentes de sacarosa para dar con la que más te guste, la miel, la panela… son opciones interesantes para que desates tu curiosidad fermentadora.

Pasados los minutos hasta que el té esté infusionado, 5 minutos aproximadamente, cuélalo y después, mezcla la cantidad total de infusión con el SCOBY más un 10-25% de la «kombucha madre«, en el recipiente en el que vayas a realizar la fermentación. Cúbrelo con un tejido transpirable y asegúralo con una goma elástica para evitar que entren bichos y cosas extrañas.

  • ⚠️*Observación: generalmente, el SCOBY se mantiene a flote, pero si se hunde, no entres en pánico. Trabajará desde las profundidades y en la superficie se formará un hijo que en el futuro se independizará para que puedas aumentar la producción o para que se lo regales a una amiga para que empiece a cuidarse mientras se refresca.

2.- Fermentación de la kombucha

Mantén la kombucha en potencia a temperatura ambiente, idealmente 20-30ºC y déjalo fermentar durante 7-15 días, dependiendo del volumen de kombucha a fermentar y del punto de acidez que te guste.

Lo ideal es que lo vayas probando a partir del 5º día que es cuando empezarán a apreciarse los cambios, hasta que des con el punto de fermentación que mejor funcione para ti.

Su sabor dulce con toque ácidos perfectamente equilibrados y esa chispa efervescente super refrescante, te indicarán que has conseguido hacer una kombucha de calidad ¡Enhorabuena! Estará perfecta para tomar bien fresquita o para darle los sabores que más te gusten.

3.- Saborización de la bebida de kombucha

Si te gusta la aventura y decides llevar más allá el proceso, puedes crear tus propios sabores añadiéndole y combinando todo tipo de frutas frescas, pieles de cítricos, zumos, hierbas aromáticas, especias, infusiones… Mézclalo dentro de una botella de vidrio de cierre mecánico (la clásica botella de gaseosa) y continúa con la fermentación de 1 a 3 días más dependiendo de la intensidad que busques y de la cantidad de azúcar que aportes, a más azúcar menos días.

¡Experimenta con los sabores que más te apetezcan y dale tu toque único y especial a esta bebida mágica!

Una vez que la kombucha (o bebida de té fermentado), esté como a ti te gusta sólo tendrás que meterla en frío para ralentizar el proceso de fermentación y para tomarla bien fresquita también claro.


💖 ¿Prefieres probar nuestra deliciosa kombucha de sabores? Pásate por nuestra tienda y podrás comprar kombucha online de la máxima calidad.


Bienvenido a la gran familia KAMPANERA.

¡A disfrutar!

¡Salud!

4.7/5 (3 Reviews)
5/5 (2 Reviews)